Nos jugamos la democracia

abril 16, 2010

Chimo Ferrer/ Escribo estas líneas perplejo con lo que están emitiendo en las televisiones. Durante años hemos visto como jueces inocentes han sido apartados de la carrera por denuncias de prevaricación realizadas por aquellos a los que estaban juzgando, jueces que incluso en Estrasburgo se han visto respaldados dando un tirón de orejas a España. Pero nadie movió un dedo, podíamos alegar que ante la duda,… También hemos visto como el juez Fernando Ferrín Calamita, simplemente por elevar una consulta a instancias superiores interesándose por si la sentencia que emitiría podía o no dañar los intereses de los menores implicados, era inhabilitado. Muy pocos levantaron la voz, y lo que lo hicieron fueron duramente criticados. Vimos a una juez de Denia apartada de su juzgado por no querer casar a dos personas del mismo sexo, al dudar de la constitucionalidad de la ley que lo permite y no querer atentar contra la Constitución, y los mismos que ahora se manifiestan y concentran defendiendo a un juez, lo aplaudieron. ¿No tienen los jueces derecho a consultar a sus superiores?¿No tienen los jueces derecho a realizar consultas a instancias superiores si no tienen claro la legalidad de la sentencia que debe emitir, aplicando otra determinada ley? ¿No tienen los jueces derecho a tratar de verificar si la sentencia que deben emitir aplicando una determinada ley puede ser perjudicial para las partes?

Pues bien, estamos viviendo una campaña de acoso al poder judicial, seguramente sin precedentes desde que la democracia se instauró en España en los años 70. Desde todo el entramado político-sindical-cultural-educativo de la izquierda, se ha decidido acosar y presionar al poder judicial tratando de deslegitimarlo e incluso acusándolo de ser cómplices los presuntos crímenes cometidos por el Franquismo. Ver lo que estamos viendo los españoles en estos días, tendría que poner en alerta a todos los ciudadanos de bien de izquierda o derecha, que sean realmente amantes de la libertad y la democracia. Recordemos que el juez Garzón, está actuando pese a las leyes vigentes que declararon prescritos los presuntos delitos cometidos durante la Republica y el Franquismo, pese a las distintas amnistías de que disfrutó España para permitir perdonar y olvidar a las dos partes, a las dos Españas. Sin entrar a valorar la razón, la legalidad o justicia de la posible inhabilitación del juez Garzón hay algo que sindicatos, Gobierno, productores millonarios de cine, cineastas agraciados con multimillonarias ayudas, rectores de universidad y ciudadanos de a pie tendríamos que respetar, es la independencia del poder judicial. Es incomprensible que por un lado el Presidente Zapatero exija respeto al poder judicial (entiéndase como todos los jueces) y sus decisiones, ante la sentencia sobre el Estatuto de Cataluña y, a la vez, un alto cargo del Gobierno acuda a actos en los que se ataca a la misma institución.

¿Y que decir del lugar en el cual se celebró el multitudinario acto donde se reunieron tan ilustres personalidades como representantes de partidos políticos, miembros del Gobierno, cargos públicos del partido en el poder, etc., etc.? Es el mismo lugar donde se organizan boicots a políticos discrepantes. No parece el lugar más apropiado, la universidad como centro de pensamiento y centro neurálgico desde el cual deben emanar las clases dirigentes democráticas del país, a mi entender no es el lugar adecuado para organizar actos de hostigamiento (yo lo vi así) contra el poder judicial y la independencia de los jueces.

Nos gusten o no las sentencias debemos acatarlas y si no nos gustan las leyes que han llevado a esas sentencias trabajar por cambiarlas. Pero eso sí, siempre buscando la igualdad, la libertad, la justicia, los valores propios de un estado de derecho, no podemos impulsar medidas para juzgar solamente a una parte de los ciudadanos. Si se juzga los crímenes del Franquismo, debemos juzgar los crímenes de la Republica. Si se encausa a personas fallecidas o vivas de un bando, con responsabilidades en los crímenes, también se debe juzgar a los criminales vivos y muertos del otro bando. Si se juzga a Franco, hay que juzgar a Azaña, Negrín, la ‘Pasionaria’ y demás, si se juzga a Fraga hay que juzgar a Carillo y a los familiares de los actuales gobernantes que disfrutaron de buenos puestos en el franquismo, por muy del PSOE o deis que actualmente sean.

Modestamente y como nieto de dos republicanos, lo que realmente creo, es que este país necesita mirar más hacia delante y menos escarbar la tierra de las cuentas, más tomar medidas para que los españoles de hoy puedan comer, tener una casa, y disfrutar del nivel de vida que teníamos hace pocos años. Si alguien quiere un nuevo modelo de sociedad que tiene en su cabeza, mejor que pregunte a los españoles si lo comparten, y se interese más por su casa y sus hijas, mejor que deje a los demás hacer lo propio con unas condiciones adecuadas de ingresos (trabajo), seguridad, sanidad y demás. ¡¡¡ Que ruina de políticos, sindicalistas, cineastas, intelectuales, y demás vividores del sudor de los demás!!!

Anuncios

Valencia-Alicante

abril 16, 2010

Chimo Ferrer en El Palleter.com/ Después de las Fallas hay que volver a la rutina, y en ella tiene un espacio destacable el trabajo. Por circunstancias laborales me desplazo al Altet, para allí coger un vuelo, puesto que si queremos volar barato a distintos puntos de Europa hay que acudir a Alicante o Reus como destinos más próximos. Cosas de los políticos que siempre se interesan por los ciudadanos.

Salgo de casa y sorteo todo tipo de controles para mí, recaudatorios más que nada. Policía local revisando todo tipo documentaciones y, claro, llenando las arcas de Rita. Unos kilómetros más allá un radar escondido a la salida de un túnel con el fotomatón a toda máquina. 3 minutos más adelante, la Guardia Civil de tráfico,… Llego al conocido como a “by-pass” (nombre característico y muy adecuado a la política del PP, o catalán o inglés, nada de lengua valenciana), y zassss, atasco al canto. Camiones por todos los sitios, dos minúsculos carriles congestionados, obras,… parece que los valencianos aun no nos hemos ganado una circunvalación digna.

La cosa se complica, yo pensaba que solamente era el by-pass, pero no, la autovía de Alicante sigue en la misma línea, mientras, mi mente razona ilusamente, ¿ Jod… si haces una carretera, no será mejor hacerla pensando en los próximos 50 años, como los alemanes? Pues no, “Spain is diferent”, aquí se hace una carretera y las máquinas que la hacen ya van atascadas, “pa chulos” nosotros.

En Fuente la Higuera se termia la autovía, parece que o las comisiones o el presupuesto no calcularon bien, eso sí tenemos la opción de ir a Almansa y empalmar unos kilómetros antes, con la A-31.

Como soy ecologista prefiero la que menos kilómetros tiene, jejeje, pero claro, no había contado con los baches, los camiones en ambas direcciones, los cambios de velocidad, en fin, una aventura.

Llego a la carretera Madrid Alicante y, “caaray”, otra vez la Guardia Civil máquina registradora en mano, perdón, verificando la documentación de los conductores afortunados.

Consigo escaparme y no financiar más trajes, eventos, coches oficiales y demás asuntillos de los políticos. Accedo a la autovía, y… ya lo saben, más de lo mismo, de atasco en atasco y tiro porque me toca. Un autobús me adelanta, un camión se pone delante, pitos, 70 kilómetros de circulación saturada. ¿Pero a que juegan estos políticos, tan difícil es destinar unos milloncejos a lo que realmente necesitan los ciudadanos en lugar de financiar fianzas, regalar dinero a países terceros, montar fiestas (grandes eventos lo llaman ahora), o abrir embajadas de cada una de las comunidades autónomas en todos los países con o sin estado que se puedan imaginar?

Por fin veo la torre de control a lo lejos. ¡¡¡he llegado!!! Pues no ¿Qué pensaban? Los carteles de las carreteras no hay quien los entienda y termino viendo la torre por el retrovisor camino de Benidorm. Tras media horita de dar vueltas y cambios de sentido llego al aeropuerto del Altet, ¡¡y caramba!! Si parece un aeropuerto, no como Manises. ¿A ver si el señor Ripoll sabe defender más a sus ciudadanos que el señor Camps?

Estos políticos,…

Los vendedores ambulantes, mi amigo el quiosquero y la presión fisco-policial

marzo 23, 2010

Chimo Ferrer, en El Palleter.com / Circulaba con mi familia por Valéncia, disfrutando del olor a pólvora y flores, junto a las columnas de falleros que se organizaban para ofrecer sus ramos a la Mare de Deu dels Desamparats, cuando una señora aparentemente originaria de las orillas del Mar Negro, pasó ofreciendo agua, pipas 3 X 1 Euro, y otros productos varios que portaba en una mochila. La cosa me resultó simpática, a los falleros seguramente muy práctica y, a la policía municipal que rondaba por toda la zona indiferente.

Pasado el primer momento, me vinieron a la cabeza las medidas de ajuste del señor Zapatero, advirtiendo de incrementos de impuestos, y de mayor control a los empresarios, esos malvados delincuentes defraudadores que no pagan a hacienda. Por otro de los lóbulos de mi pobre cabeza, circulaban las imágenes de la policía municipal poniendo multas una tras otra a cierta distancia para no ser vistos por el confiado conductor que espera en doble fila, las gruas emboscadas esperando que incautos conductores dejen en algún lugar prohibido el vehiculo y así, poder cargarlo en un visto y no visto, o el ya famoso Smart con cámaras, conocido y temido como “multador automático”. Tras ese flash, recordé las palabras de un pobre amigo que regenta un quiosco donde vende prensa y chucherías, que me contaba como le había funcionado el negocio este año, y como la bajada de ventas en botellas de agua, pipas, refrescos y demás, había sido en algunos productos del 99’5% con respecto al año anterior, (curiosamente los mismos productos que vendía libre de impuestos la señora del este de Europa).

La simpatía, dejó paso a la perplejidad y esta a la indignación. Evidentemente, a todos nos gusta comprar las pipas a 33’3 céntimos en lugar de a un euro, o el agua a 0‘5 en lugar de a 1’2 euros, pero no debemos olvidar que el señor que impasible está haciendo jornadas en muchos casos de 16 horas, debe hacer frente a la contribución, licencias varias municipales, licencias fiscales, IRPF, IVA, luz, agua, Seguridad Social y, un largo etcétera que termina consiguiendo, que esté trabajando 11 horas al día para pagar impuestos, y 5, para él mismo y su familia. Mientras que la simpática ciudadana, que callejea y se mezcla con su mochila cargada de suministros entre los falleros, cantando “la manta al coll” con acento eslavo, como si de una más se tratara, no paga ni un solo euro en impuestos, hace competencia desleal al señor del quiosco, colabora en la destrucción del tejido empresarial español, en la destrucción de puestos de trabajo y en el incremento del paro. Además goza de una especie de impunidad policial, ya que parar a uno de estos individuos, supone muchos trámites, muchos papeleos, en la mayoría de los casos ningún ingreso, pues son insolventes y, si se descuida el policía, posiblemente alguna falsa denuncia por malos tratos. Viva la legislación y nuestros políticos.

La imagen de mi amigo, impávido, desmoralizado, machacado a impuestos y multas de todo tipo, y asustado pensando en la próxima vez que aparecerá el señor del carné dispuesto a ganarse su sueldo metiendo el cupo de multas del mes, o el policía de Rita, que ha visto un cartel de helados unos centímetros fuera del lugar permitido (acto denunciable), y que además no es insolvente, pues tiene un coche viejo de 15 años, y una casa con sus correspondientes 30 años de hipoteca pendientes de pago, me recorre la mente. Allí está, pasando frío, organizando en fardos las devoluciones de varios centenares de diarios y revistas que no ha vendido, solamente ha despachado 3 este día, frente a varios centenares de años anteriores.

Curiosa sociedad la nuestra, al pobre pequeño empresario que paga sus impuestos como puede, se le coacciona con más presión fiscal, policial y judicial, y amenazas pecuniarias si omite algún pago o comete alguna infracción leve, se le criminaliza caricaturizándolo. Mientras, los jueces declaran que vender en el “top manta” no es ilegal por no estar regulado, o un ejercito de señoras de acento extranjero se hinchan a vender todo tipo de productos descontando el importe de los impuestos para hacerlos más atractivos, ya que no piensan pagarlos en fiestas, playas y otras aglomeraciones. Para colmo, la policía denuncia al sufrido comerciante y mira en dirección contraria cuando ve a lo lejos un “vendedor alternativo”.

Que simpática la señora de orillas del Mar Negro, que barato vende. ¡¡ Que caro lo pagaremos, y nos los harán pagar nuestros políticos!!!

Una Cataluña decadente en caída libre

marzo 9, 2010

Chimo Ferrer/ La pela es la pela, y el masoquismo, masoquismo. ¿O no? ¿Se puede explicar de otra forma que en Cataluña sigan votando al nacionalismo decimonónico que les ha llevado a la ruina?¿Se puede entender sin el concepto masoquista que haya valencianos que nos quieran hacer catalanes cuando esta demostradoque es malopara la salud … económica? ¿Pero que pasa en los condados catalanes?

Todas las televisiones del mundo se han hecho eco del despropósito en el que se ha instalado el parlamento catalán. Como tienen poco trabajo y sus bolsillos no notan lo que los demás ciudadanos, la crisis rampante, en lugar de interesarse por sacar leyes que incentiven la creación de riqueza, y mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, se dedican a perder el tiempo con prohibiciones. Ahora lo han tomado con los toros, ayer con el tabaco, las grasas en la comida (pese a que a casi todos les gusta el cochinillo y la buena mesa), la cuestión es crear debate y enfrentar a la gente. Cualquier día prohibirán que se vea el Real Madrid en Cataluña y dividirán a la sociedad entre partidarios y detractores, mientras los bolsillos de los ciudadanos se llenan de telarañas y las cuentas en Suiza de euros.

Lo realmente curioso del asunto, es que pese al tópico catalán de que “la pela es la pela”, los culpables finales de lo que pasa allí, los responsables últimos y a la vez principales perjudicados son los ciudadanos que votan o deciden no hacer uso de su derecho, los votantes que pagan con sus impuestos los sueldos, finiquitos y pensiones de sus señorías. En Cataluña como en Valencia (también en Madrid o Galicia), los ciudadanos hemos votado lo que tenemos, y somos responsables de que adoctrinen en catalán a nuestros hijos, o que nos publiciten sutilmente al Bloc en Canal 9, por no pensar con la cabeza a la hora de meter en papelito en la urna.

Pero el problema nacionalista no se limita a los sueldos o la perdida de su tiempo, si nos fijamos en las estadísticas descubrimos que en estos años de gobierno catalanista, la región ha pasado de ser líder (gracias a las inversiones franquistas entre otras cosas), a ser superada por Madrid en términos de actividad económica (también en millones de euros aportados a solidaridad interterritorial). Según Funcas, la Comunidad de Madrid supone un 18,71% del PIB nacional frente al 18,68% de Cataluña, parece poco, pero si nos fijamos en la población las cosas cambian, Madrid consigue estas cifras con un millón menos de habitantes. Que Madrid supere a Cataluña es la primera vez que sucede desde que existen datos de contabilidad fiables, y a muchos les tendría que hacer pensar.

Muchos hablarán de centralismo, y forzarán a Zapatero a mandarles más dinero en forma de inversiones. Más de lo mismo sin querer mirar la triste realidad, el catalanismo es un lastre, muchas rémoras que mantener, muchas trabas lingüísticas a las empresas, mucho proteccionismo, muchas bancas catalanas y casos Millet, mucho dinero destinado a embajadas y difusión de la ideología del régimen, mucho Cataluña pre mil setecientos con sus privilegios de casta.

Los ciudadanos catalanes, pensando en su microeconomía y cómo llegar a final de mes, no son capaces de abrir los ojos y ver que hay unos listos que se dedican a vivir del victimismo, a hacerse ricos a su costa favoreciendo empresarios amigos y empobreciendo a la población. “La pela es la pela”, pero se la llevan cuatro.

Seguro que hay muchos Eliseos, Millets, o Roviras, deseando que todo siga igual o incluso un poco más catalanista para poder seguir haciendo negocio y “fomentando la cultura catalana” hasta en el Himalaya si hace falta, como decimos los valencianos “en diners torrons”, pues ala, hasta que se terminen.

El Bloc valencià y Unión Mallorquina

marzo 2, 2010

Chimo Ferrer i Ferrer en El palleter/ Mal empezamos. Lo primero que leo el otro día en un diario valenciano de capital catalán, es lo siguiente: “Bloc, Iniciativa y Els Verds-Esquerra Ecologista .Compromís se presenta como la ‘tercera fuerza política valenciana’” Si la primera frase del artículo, si lo que dice el partido como presentación ya es una mentira, ¿que se puede esperar de un partido así? ¿Qué principios defenderá una fuerza política que recurre a la mentira incluso para darse a conocer?

Recordemos que el Compromís que entró en las Cortes era una coalición integrada principalmente por Izquierda Unida y el Bloc, los primeros, IU, ponían la gran parte de los votos, y los segundos, Bloc, un puñado más que nunca había conseguido representación parlamentaria. Dos formas de ver el catalanismo. IU como una forma de alcanzar su paraíso comunista vía destrucción de estados consolidados, y el Bloc como algo natural e innato, que viene marcado por sus jefes en Cataluña, y que es su razón de ser. Ambas fuerzas aspiraban a un resultado espectacular, pero luego las urnas les dejaron claro que el catalanismo en Valencia no gusta, y como sucedió con el antecesor del Bloc, Unitat del Poble Valencià, el Comprimís fracasó, y arrastró al vacío a IU cosechando unos nefastos resultados. Pero lo pero estaba por llegar, el Bloc maniobró con una pequeña corriente irrelevante de dentro de IU y quitó la mayoría de la formación a quienes ponen los votos, una IU, que terminó por defenestrar a su lider, y salirse del mal llamado compromís, integrándose en el grupo mixto.

El Compromís nuevo o Coalició Compromís que han bautizado, la integran el Bloc y varias escisiones de Izquierda Unida, pero no el partido. Es por ello que decir que Compromís es la tercera fuerza política es una vil mentira. 1º Que la nueva Coalición no se ha presentado nunca a unas elecciones luego no saben cuantos votos tienen. 2º Que es muy discutible que puedan superar a Izquierda Unida. 3º Que hay fuerzas que podría superarles sin grandes problemas al no disponer Compromís de los votos de Izquierda Unida, formaciones como Coalición Valenciana de Sentandreu o UPyD de Rosa Diez, tienen muchas posibilidades de superar a un Bloc-Compromís que incluso podría ser la 5ª o 6ª fuerza. Es por tanto su presentación una estafa.

Y finalmente vamos a enterarnos bien de que representan y qué son esta gente del Bloc. El Bloc aspira a ser el partido bisagra que unas veces apoye al PP y otras al PSOE, llevándose la mordida correspondiente en cada ocasión, es decir, igual que Unión Mallorquina. Y ahora vienen más similitudes con la Unión Mallorquina de Munar & cia, el Bloc, se llama a si mismo nacionalista valenciano., pero es partidario de los conocidos como países catalanes en cualquiera de sus versiones y/o actualizaciones, un proyecto pan catalanista donde nos integran a los valencianos por las bravas o por la espalda, y como ciudadanos de 2ª, nuestros queridos vecinos del norte, Munar dice ser mallorquinista pero vamos … El bloc, dice que defiende el valenciano, ¡pero su valenciano no es el nuestro!, ellos dicen que valenciano es nuestra forma de hablar catalán, es decir, son catalanistas, Unión Mallorquina también defiende el catalán, y vemos como de la mano del PP o del PSOE, ha impuesto en Mallorca la dichosa lengua de Pompeu Frabra hasta en la sopa de letras. Con respecto a la bandera de Valencia (toda Valencia, lo que conocemos como Comunidad o antiguo reino), estos señores del Bloc dicen que la Real Señera coronada es la bandera de la ciudad, olvidando lo de ‘Ciutat i Regne de Valéncia’, y que debemos asumir la bandera aragonesa expropiada por los catalanes como la de todo el territorio. Es decir el símbolo de todos los valencianos debe dejar de serlo y asumir el que utilizan los vecinos de la ‘tramontana’. Conclusión evidente, el Bloc-Morera aspiran a ser la Unión Mallorquina-Munar de Valencia. Con lo amante de los trajes y las corbatas que es el señor Morera solo nos falta verlo salir de alguna tienda exclusiva de la Diagonal.

A ver si los valencianos empezamos a pensar y nos dejamos de engañar, que ya son muchos años de falacias, medias verdades, monas vestidas de seda y pulpos como animales de compañía. Si no queremos seguir siendo la playa de Madrid o el jardín de Barcelona, empecemos a pensar en clave valenciana, y en un partido que libre de prejuicios defienda nuestros intereses sin tapujos.

La historia y las historietas

febrero 23, 2010

Chimo Ferrer, El Palleter.com .- La Roqueta, El Colegio de la Seda, la Iglesia de San José o de Escolapios, Santa Lucía, la Iglesia del Carmen, así hasta varios centenares de edificios históricos en la misma ciudad de Valencia, que siendo historia en estado puro, y/o joyas arquitectónicas, amenazan inminente ruina o requieren una restauración urgente.

Pero no, nuestros ilustrísimos y bien pagados políticos, han decidido hacer un edificio de nueva planta con un presupuestos de casi 800 millones de pesetas rubias, junto ala Iglesia del Pilar, en Velluters.

Ante las quejas de distintas personalidades, incluido el presidente del gremio, un gremio con medio milenio de historia, la propaganda municipal nos alega que es un edificio privado, como si otros muchos no lo fueran y si que reciben ayudas. Ellos mismos nos han contado como algunos edificios privados del Cabañal han recibido ayudas para reformarlos. Pero, ¿qué tiene el Colegio del Arte Mayor de la Seda que no tengan otros? Seguramente tiene precisamente lo que buscan en la alcaldía y se empeñan en reconstruir haciendo una mala copia, historia. Ese edificio centenario y sus azulejos (que son expoliados impunemente y van apareciendo por los rastros), nos hablan de una Valencia muy distinta a la que nos pintan algunos fusterianos, una Valencia industrial, una Valencia rica que sabe evolucionar y orientarse a nuevos sectores cuando sus industrias tradicionales entran en decadencia. Una historia con mayúsculas como la de La Roqueta y sus mozárabes con su lengua romanç, sus tradiciones cristianas, que fueron capaces de mantener el latín y evolucionarlo en una Valencia gobernada por musulmanes. Una historia que poco tiene que ver con las historias o historietas que nos montan, venden, e inoculan en nuestras mentes y las de nuestros hijos, esos sagaces políticos amantes de trajes, relojes, obras faraónicas y planes E.

Nos tienen acostumbrados nuestros políticos a gastarse nuestro dinero sin rubor en cosas innecesarias, en megalomanías, en imponer lenguas o televisiones que nadie quiere, en construir edificios para contar batallitas que finalmente siempre dejan en manos de desmemoriados históricos. En cambio, la historia de verdad se muere, se hace trozos, se manipula.

Camps y Rita pasarán a la historia como el general español Blake, que un 12 de marzo de 1810 derribó el palacio real de Valencia, aquel por motivos estratégicos o económicos para sustentar la guerra contra el francés, estos, por desidia y al por mayor. Confiemos en que nuestros bisnietos no tengan que ir a visitar los restos de La Roqueta, El Colegio de la Seda, la Iglesia de San José, Santa Lucía o la Iglesia del Carmen, como nosotros visitamos el Hospital, o el real, o recordamos el Realaet, Mossen Sorell, o el Palacio de Ripalda.

Por favor, Rita, Camps, más historia y menos historietas.

chimo.ferrer.ferrer@gmail.com

El mundo al revés, o el uso de leyes y el dinero público contra los ciudadanos

febrero 15, 2010

Chimo Ferrer/ Hace muchos años, un buen amigo bastante mayor que yo me dio un consejo, ‘Chimo, lo más barato siempre es la ley’. Mi amigo se refería que a largo plazo, cumplir la ley a rajatabla siempre resultaba mejor, menos problemático, y más económico por el ahorro en pleitos y posibles sanciones administrativas.

Aquel viejo consejo, partía de una premisa, que las leyes estaban hechas pensando en mejorar la sociedad y las relaciones entre los ciudadanos. Esta premisa, en los años que llevamos desde que se votó la Constitución del 78, parece que se ha ido diluyendo como un azucarillo. Debido a los equilibrios parlamentarios, los intereses de las minorías, y los abundantes dineros públicos empleados, los distintos partidos políticos (que se han convertido en una especie de tenia del Estado), han desarrollado leyes que alejadas del interés general buscan conseguir beneficios para pequeñas zonas, territorios, o grupos de poder. Así, vemos como en Cataluña, los políticos han diseñado un estatuto que lejos de interesarse por el bien general y por conseguir una de las máximas ya impulsadas hace varios siglos en la Revolución Francesa, la igualdad, han retorcido la Constitución para que diga lo que a ellos les interesa, y así, beneficiar a unos pocos, con el consiguiente perjuicio para el resto. Es decir una ley, que cumplirla nos resulta cara.

Además, el conjunto de los ciudadanos nos encontramos con un serio problema, si utilizando nuestro sentido común nos oponemos a lo que vemos claramente como injusto, los políticos y organizaciones afines, utilizando dineros públicos, nos denuncian y machacan judicialmente hasta llevarnos a desistir de nuestra actitud. Solo el buen criterio de algunos jueces con principios, permite aún vislumbrar un rayo de luz a lo lejos.

En los últimos meses, podemos ver varios ejemplos de lo que esta sucediendo en esta nuestra sociedad española. El estatuto de autonomía de Cataluña es un triste ejemplo, pero no el único, estas semanas pasadas saltaba a los medios de comunicación el caso de Natalia Santacreu, una niña a la que aplicándole las leyes que el PP ha promulgado, sus profesores le pretendían suspender por no escribir en catalán (¡¡¡ EN VALÉNCIA!!!). Gracias a airear el asunto, parece que conseguirá recuperar las notas correspondientes a sus conocimientos. Las declaraciones de la vice-consejera de Camps son esclarecedoras, se están “aprovechando los sectores más radicales”. Si, ¿pero que leyes están utilizando estos sectores? Las leyes que el señor ‘valencianista’ Camps ha puesto en marcha y que están machacando a los ciudadanos. Cumplirlas será lo más barato a corto plazo, pero no lo más justo y beneficioso para nuestro futuro. Otro caso reciente. Un señor condenado por terrorismo viene a presentar un libro invitado por una organización X, pero además, se dedica a insultar a los naturales de la tierra con propuestas que van contra su cultura, principios y forma de ser, lo que en cualquier país democrático sería un escándalo, aquí parece ser un derecho. Cuando indignados algunos ciudadanos se acercan a protestar (algo que tendría que ser posible en un estado democrático), los organizadores se dedican a demandar a diestro y siniestro, aprovechándose, de que su estructura se encuentra debidamente financiada con subvenciones que salen de los impuestos de los mismos ciudadanos demandados. Gracias a Dios, aun quedan jueces con dos dedos de frente y tenemos que celebrar varias sentencias a favor de la libertad, y contra los que invitan a terroristas condenados, a dar charlitas. ¿Quién pagará todas esas demandas? ¿Quien aprovechará el dinero digamos publico, para perseguir y coaccionar a los ciudadanos? Las leyes que permiten conseguir subvenciones a determinadas organizaciones, que se dedican a organizar charlas en distintos ámbitos, con condenados por pertenecer al entorno de ETA o con terroristas de ideología catalanista, nos salen muy caras.

Finalmente, tendremos que replantearnos el consejo de nuestro amigo, tal vez la ley sea lo más barato a corto plazo, pero a largo, las consecuencias y perjuicios de algunas leyes pueden ser demoledores.

¿Seremos los valencianos lo suficientemente inteligentes como para cambiar las leyes perjudiciales para nuestros intereses a largo plazo, y quitar del Palacio de los Borja de Valencia a los políticos que las han ideado? ¿Seremos capaces los valencianos de utilizar la cabeza y votar a un partido valenciano que defienda los intereses de los valencianos? La respuesta en el 2011. Esperemos encontrar la ‘solució’.

Publicat en El Palleter

Digo, Diego, demagogia, y el hachazo del recibo de la luz

febrero 10, 2010

Chimo Ferrer/ Esta semana estoy especialmente sensibilizado por el importe de la factura de la luz. Desde que llegó el señor de la ceja, las compañías eléctricas nacionales, y ya no tanto, que operan en la piel de toro, han visto como los importes que nos cobran por algo que tendría que ser un servicio básico, la energía eléctrica, han subido exponencialmente. Incrementos trimestrales, o semestrales varios puntos por encima de la inflación, han llevado a que en muchos casos la factura se haya visto multiplicada por dos en poco años. Como no tienen un pelo de tontos, han pasado de cobrar cada dos meses a hacerlo cada mes, pero, ¡milacre de Sant Vicent!, el importe es el mismo pero con una mayor frecuencia. Esto ya lo hizo nuestra primera multinacional en su día, Telefónica.

Al hilo del desmesurado recibo, cuando uno se pone a investigar, descubre que con la citada factura pagamos minas, un supuesto déficit, y lo que es peor, en gran parte, el más coste que suponen las energías llamadas verdes (no lo entiendo, si nos ponen negros cada vez que llega el cargo al banco. ¿Será por lo que les decimos a los directivos de las empresas aludidas?). Los molinillos de viento, las placas solares, las ideas de torero bombero de nuestros políticos,… todo tiene su rinconcito en la sufrida factura que nos martiriza periódicamente.

Al analizar los costes de producción de cada fuente vemos que la energía nuclear es con mucho la más barata, la más segura y la menos contaminante de todas, luego la hidráulica que producen los saltos de agua, la de las centrales térmicas, y al final ‘las verdes’. Estas últimas están jugosamente subvencionadas a distintos niveles llegando a pagarse por el kilovatio producido mucho más de lo que cobra la empresa de distribución, y por ello encareciendo el recibo (al hacer media de costes), pese a la producción nuclear y demás. En otro artículo tocaremos lo contaminantes o no de las citadas energías verdes, placas solares, eliminación de arbolado, molinillos trasformando el ecosistema,…

El genio de la Moncloa, pese a que los números cantan, ha decidido que la producción de las llamadas renovables (se ve que lo de verde no les termina), debe incrementarse, y las eléctricas lógicamente lo aplican al recibo del sufrido votante de ZP. Todo por no hacer como Felipito, el de los morros, con la OTAN y decir que dijo Diego en lugar de digo. ZP tiene agarrada la bandera ecologista, y pese a que nos lleve a la más terrible de las ruinas no piensa dejarla.

Por otro lado, desde el gobierno, ante el despilfarro de tener que pagar 200 millones de euros anuales a Francia para que nos deje al otro lado de la línea fronteriza los residuos radiactivos (como si la contaminación atómica entendiera de aduanas), ha convocado un concurso para un almacén de residuos. Aquí Alarte, y en otros lugares el cordobés Montilla o el manchego Barreda, en un alarde de coherencia, se oponen a lo que propone el gobierno que sustentan con sus votos en el Parlamento, y se declaran antinucleares. Están locos estos políticos.

Como en muchas cosas, ZP está dejando España, “que no la va a conocer ni la madre que la parió” (Guerra dixit). Señor Zapatero, no sería mejor para todos, incluso para los votantes socialistas que hacen cola en el INEM con el resto de españoles, que dejara unos meses la demagogia, los gestos fotogénicos, y la propaganda barata, y se decidiera a hacer lo que España necesita. Mójese señor Zetapé, mójese. Ponga en marcha un programa energético que abarate el recibo de la luz a ciudadanos y empresas, incluso construyendo nuevas centrales nucleares, tome medidas contra el paro, apoye a las Pymes y autónomos,… Estamos seguros que dijo Diego en lugar de digo (por nuestro bien).

Y recordando al valenciano Tip y su amigacho, el catalán, bajito, más feo, y menos simpático Coll,”La semana que viene, hablaremos del Gobierno”.

Publicat en El Palleter

‘Hijoputas’ y políticos

febrero 2, 2010

Chimo Ferrer/ Finiquitando el mes de enero, la Presidenta de Madrid doña Esperanza ha tenido el gusto de agasajarnos, gracias a un micrófono abierto, con la castiza expresión ‘hijoputa’, dedicada a algún ilustre político del que, mientras escribo estos párrafos, aún no se ha filtrado el nombre. A decir verdad, simplemente por el palabro podría referirse a muchos políticos y en estos días, tras el incremento de la edad de jubilación hasta los 67 por el momento, la mayoría de españoles seguro que pensaríamos en otra persona.

Uno de los problemas que nos ha llevado a esta situación, tras los años de bonanza en los que se habían saneado las finanzas públicas, ha sido la nefasta gestión económica del gobierno Zapatero y los casi 5.000.000 de parados oficiosos que ha generado, con la consiguiente reducción de los ingresos de la Seguridad Social, pero eso es tema de un estudio en profundidad. ¿Estamos tontos los españoles o qué? Seguro que le volveremos a votar cuando venga hablando de paz y felicidad.

Nuestros queridos y nunca bien valorados políticos (otros les dedicarán otros adjetivos más filiales), son una ‘casta’ que vive por encima del bien y del mal a nuestra costa, con jugosas retribuciones, se supone que debido a las responsabilidades que tienen, pero que a la hora de la verdad, las citadas responsabilidades se difuminan y solo quedan los miles de euros de la nómina.

Tras esta breve exposición, me gustaría compartir algunas inquietudes que me corroen la mente. Actualmente en España tenemos dos cámaras nacionales con varios cientos de diputados y senadores, cincuenta y tantas diputaciones con un centenar cada una de diputados, 17 parlamentos con un montón más de señorías y, toda la macro red municipal. Estos miles de políticos tienen varios miles más de asesores que ganan tanto como ellos o más, chofer, escolta en muchos casos,… y además, todo el personal administrativo para que los políticos hagan ‘su trabajo’ y no olvidemos añadir al funcionariado del conjunto del sistema para cobrarnos impuestos, juzgarnos, embargarnos, y ofrecer algunos servicios más. Además, las grandes empresas, han estado jubilando incluso con 50 años a personas cualificadas y en perfectas condiciones para trabajar. ¿No sería posible reducir alguna de estas sustanciosas partidas y permitir al paleta, al repartidor de cajas de cerveza, al sufrido autónomo de 16 horas diarias de trabajo, jubilarse a los 65 como hasta ahora? ¿Necesitamos embajadas de España, Cataluña, País Vasco, Galicia, etc., por medio mundo? ¿No se podrían cerrar y destinar los fondos a sanear el sistema de pensiones? Ministerio de Vivienda sin funciones, Ministerios de Educación, Justicia, etc., con sus atribuciones delegadas a las comunidades, pero con varios cientos de miles de millones de euros de presupuesto que hay que gastar para que al año que viene nos nos recorten el presupuesto.

Por otro lado, tenemos el modelo del sistema de pensiones que algunos comparan con la empresa de Madoff y, ayudas públicas múltiples, tal vez sería necesario replantearse todo y buscar otras alternativas como un sistema de capitalización más ajustado, un recorte a casi cero de las ayudas y subvenciones, un replanteamiento de los fondos que aportamos como país a la historia esa de las civilizaciones que se inventó ZP, a los gays y lesbianas de Zimbawue, a los fabricantes de lazos de regalo para niños desfavorecidos de Kuala Lumpur que casualmente coordina un diputado del partido…

Esto no da más de sí, no puede ser que un ciudadanos de a pié este trabajando hasta junio, julio o agosto para pagar los múltiples impuestos directos, indirectos, IVAs, venias y por la cara, con que nos sangra el supuesto estado de ‘bienestar’ que nos está sangrando y matando, y nuestros señores políticos vayan en cochazo negro, con chofer, Visa oro, gastos pagados y, varios meses de vacaciones al año con puentes, acueductos, túneles, y días varios de ocio para sobrellevar los siete años que tienen que cotizar y así conseguir una jugosa pensión, o 4 para una indemnización o…. Empiezo a pensar que hay mucho ‘hijoputa’ suelto. En fin, cada cual que piense lo que quiera, yo pido que me paren el país, que me bajo aquí mismo. Adiós y hasta otro día.

Publicat en El Palleter

ElPalleter.com

¿Qui li posa el cascavell al gat?

enero 31, 2010

Chimo Ferrer/ Estos dies, espantat per la conjuntura econòmica i la sacsada que li han donat a les bosses les declaracions d’Obama, li estic dedicant una miqueta més de temps als diaris econòmics. Diverses notícies m’han fet reflexionar sériament sobre el paper dels polítics, les seues declaracions i lo pijor, les seues accions.

Per un costat l’encara cap dels empresaris, que segons ell mateix diu hipotecà sa casa per a intentar salvar l’aerollinea, esta sent pressionat per la banca per a posar en venda actius a fi de salvar la seua atra empresa Viages Marsans, és dir, la banca li pressiona per a vendre actius ràpidament, cancelar deutes i aixina no haver d’afonar la resta de les seues empreses. Genial. Una o diverses decisions equivocades porten a l’empresari a vendre actius per a que els deutors no se tiren damunt i liquiden o s’apropien de l’empresa que funciona be i li ha portat tota la vida pujar. Resumint, l’empresari és responsable en el fruit del treball de tota la seua vida de les seues decisions. Perfecte, puc entendre-lo, lo compartixca o no.

Unes pàgines després, me trobe que un grup de fons sobirans principalment àraps, per a qui no ho sàpia un fons sobirà és un fons propietat d’un estat, estan fent ofertes suculentes a la família Ruiz Mateos per a comprar-li el pleit que té en l’Estat d’Espanya, per l’expropiació de RUMASA. ¿Qué vol dir açò? Puix que hi ha inversors que intuint la immediata sentència que valorarà, el montant que Espanya ha de donar-li a la família Ruiz Mateos per les empreses que els van llevar, estan disposts a comprar-li el pleit i seguir ells gestionant-ho a l’espera de traure més diners.

Parlant clar, a Ruiz Mateos li van llevar la seua empresa, els juges han dit que això no s’ajusta a la llei, i que Espanya ha d’indemnisar-li per això, com els gestors del moment no li van pagar ni un duro per les accions que li llevaven (ni varen provisionar un cèntim per si havien de tornar lo que s’expropià), Ruiz Mateos ha demanat una valoració i que se li abone lo que li corresponga sense fer massa sanc, els juges estan en això i ya quasi tenen la sifra, que ronda els 14.500 millons d’euros a falta d’algunes empreses com a Galeries, Banc Atlàntic,… aproximadament un 18.000 millons,entre un 1’5 i un 2% del PIB espanyol que ZP haurà de pagar. ZP pagarà per les decisions preses per Gonzalez-Boyer-PSOE, a càrrec dels imposts dels espanyolets. Com la cosa esta molt clara, els fons àraps estan disposts a alvançar una quantitat, a l’espera que els seus advocats traguen més diners, a càrrec dels presuposts espanyols dels pròxims eixercicis.

Puix be, entenc la posició dels bancs, dels deutors de Diaz Ferran, els Ruiz Mateos esta clar que han patit les conseqüències de decisions que els han perjudicat greument i han de ser compensats, els fons moros veuen negoci i defenen els interessos dels seus països, els juges apliquen la llei i tracten d’arreglar una injustícia, pero… ¡No esta clar!

¿Si Diaz Ferran pagarà les conseqüències de les seues decisions, per qué els espanyols hem de pagar les conseqüències de les decisions dels polítics? No seria llògic que Gonzalez-Boyer-PSOE pagaren per la injustícia que van cometre en Ruiz Mateos i, no sols els espanyols? ¿Qui mos va a compensar als espanyols de la nefasta gestió política, econòmica i social de Zapatero? Qui pagarà la política econòmica de Camps? ¿Qui assumirà les perdudes econòmiques de boicotejar el transvasament aprovat i en obres eixecutant-se? ¿Qui pagarà per la vida dels millons de chiquets assessinats per no saber la ministra que és un ser humà? ¿Qui compensarà als valencians la perduda de la Llengua Valenciana, Zaplana, Camps, Pujol, ‘totes les universitats del món’?

Pareix llògic que algú hauria de propondre, que quan un polític prenga una decisió evidentment danyosa o injusta per a la societat o per a un particular, este, el polític, tinga que assumir, igual que fan els empresaris, les conseqüències de les seues decisions. ¿Qui li posa el cascavell al gat?